viernes, 12 de abril de 2013

De tu cielo y mi limbo.


¡Desnúdate!
Iré más allá del placer;
tocaré más que la dicha 
oculta entre lágrimas y risas.

Nos envuelve la noche,
y el temblor de tu carne anuncia tempestades;
emociones que se escapan en suspiros.

Una extensión de mi deseo se vuelve caricia,
humedad que empapa sentidos,
sentidos que abrazan
y un abrazo que nos mantiene erguidos
y nos libera en lluvia entre tu cielo y mi limbo...

Tus ojos en calma otra vez
sutilmente anuncian tormenta.
Tú, sonríes... la mañana llega.
©Hale Sastre

Kaya Scodelario
                   En fotografía Kaya Scodelario.