miércoles, 12 de junio de 2013

Saber a Mar


Un poco de sabor
y una pizca de saber 
a la orilla de una playa de piedra.

Mis acordes sin canción,
mis líneas sin leer;
tus vaivenes en mi puerta.

Las ganas se escapan por la ventana...
sofocante verano,
cínica carcajada:

Me gustaría que supieras a mar
pero poco sabes a sal
y tú sólo sabes querer.
© Hale Sastre
                             
Fotografía por Esmeralda Zúñiga